Comunidades de Berlín y Alegría sin miedo a denunciar la explotación de recursos naturales

15 Octubre de 2014, El Salvador. Solidaridad Internacional

Gracias a la formación del “Observatorio Ciudadano de Políticas Públicas y de los Recursos Hídricos de Berlín y Alegría”, la población detecta y denuncia la contaminación y explotación de los recursos naturales por parte de agentes infractores que perjudican gravemente el medio ambiente en los municipios de Berlín y Alegría.

El Observatorio es un espacio de participación comunitaria formado por líderes y lideresas provenientes de las diversas intercomunales de Berlín y Alegría, Asociaciones de Desarrollo Comunal (ADESCOS) y las Unidades Ambientales de ambas municipalidades.

Este espacio funciona como una entidad de vigilancia donde la población identifica y denuncia los daños ambientales que instituciones y empresas lucrativas causan en Berlín y Alegría.

La formación eficiente de estos líderes y lideresas ha sido posible gracias a la financiación de Gobierno Vasco que a través de Solidaridad Internacional ha hecho llegar a la Fundación REDES para ejecutar el proyecto “Promoción del poder Local a través de la gestión pública, eficiente y participativa en Berlín y Alegría”, empoderaron a mujeres, hombres y jóvenes, quienes hoy en día son agentes de cambio en sus comunidades.

Los líderes y lideresas que conforman el Observatorio, han recibido a lo largo de este proceso talleres y capacitaciones sobre liderazgo comunal, conciencia ambiental y sobre las problemáticas que más afectan en Berlín y Alegría.

Empresas denunciadas

Hoy en día el Observatorio se ha convertido en un espacio importante donde los líderes y lideras que lo conforman han denunciado la grave contaminación y explotación de los recursos naturales que empresas como La Geo, Alba Alimentos, Ingenio el Ángel, Alubia y otras plantaciones de azúcar, han causado en Berlín y Alegría.

Para el caso de La Geo, esta empresa ha perforado más de 30 pozos en la municipalidad de Alegría para extraer el recurso acuífero, causando una alta contaminación y deforestación en la zona gracias a la expulsión de gases tóxicos que emanan sus tuberías. Los representantes del observatorio han realizado marchas, protestas, e incluso han reunido pruebas para demostrar a las instituciones ambientales la grave contaminación que esta empresa está causando.

“La Geo nos está dañando, está acabando con toda nuestra agua y dañando el aire que respiramos y lo único que le interesa es abrir más y más pozos. Por eso nosotros estamos realizando todo un movimiento de denuncia para que ya no sigan construyendo más pozos ni deforestando más el ecosistema”, indica Alexander Ramírez, integrante del Observatorio Ciudadano.

Por su parte, el arduo trabajo realizado por el Observatorio Ciudadano, para impedir que la empresa Alubia explotara los recursos acuíferos en Berlín fue un éxito. Las y los ciudadanos denunciaron y protestaron durante más de un año logrando que esta empresa paralizara la perforación de pozos y se fuera del municipio.

“Nos costó, pero con amenazas e incluso poniendo en riesgo nuestras vidas, nosotros no nos quedamos callados y defendimos nuestros recursos. Fue un proceso de denuncia que duró bastante tiempo pero gracias a la organización de la población no desistimos y logramos que Alubia se fuera”, explico Gregorio Flores, líder del Observatorio Ciudadano.

Actualmente, el Observatorio ha puesto denuncias ante las instituciones correspondientes para que las demás empresas dejen de seguir contaminando los recursos naturales en Berlín y Alegría. No obstante si el gobierno municipal no responde a sus demandas el Observatorio continuará luchando hasta obtener resultados favorables.

“Si no nos escuchan vamos a seguir organizándonos en todas las comunidades hasta que detengamos a estas empresas”, expresa Vicente Flores, líder del Observatorio Ciudadano.

Esto demuestra los resultados obtenidos al organizar a la población en el “Observatorio Ciudadano de Políticas Públicas y de los Recursos Hídricos de Berlín y Alegría”, espacio que hoy en día no teme denunciar ni protestar por la contaminación y explotación de recursos naturales que cualquier agente realice o quiera realizar en sus municipios.